• Villa Belgrano
  • secretaria.gallia@gmail.com
  • 0810-444-2554 (Línea directa: Lunes a Viernes 7:00 a 20:00 Hs.)

Cirugía Endócrina

Dr. Norman D. Jalil

Norman Jalil

Dr. Norman D. Jalil

Cirugía general, endócrina y de la obesidad.

La tiroides es una glándula pequeña que se localiza en la base del cuello y produce hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo. Si bien su función puede estar afectada cuando existe una mayor o menor producción de estas hormonas, la glándula puede estar aumentada de tamaño y formar nódulos.

Los nódulos tiroideos

Los nódulos tiroideos son comunes y están presentes en más del 40% de la población. Si bien la mayoría son tumores benignos, un pequeño porcentaje corresponde a tumores malignos, y la posibilidad de curarlos con un tratamiento adecuado justifica los esfuerzos para realizar un diagnóstico temprano.

Síntomas y Diagnóstico

Habitualmente el paciente percibe una pelotita en el cuello que motiva su consulta al médico clínico. Otras veces, los nódulos aparecen en una ecografía que solicitó el endocrinólogo para evaluar el estado de la glándula.

Los estudios diagnósticos más comunes son la ecografía y la punción aspiración con aguja fina. Cuando existen signos de alarma, se considera al nódulo como “sospechoso” y se aconseja cirugía para su tratamiento. Esto es importante porque aún en el peor de los casos, es decir si se trata de un nódulo cancerígeno, una cirugía adecuada permite curar la enfermedad en más del 95% de los casos.

Cirugía de Tiroides

Habitualmente el paciente ingresa a la clínica el día de la cirugía. Completada la misma, el paciente queda en el cuarto de la recuperación en observación hasta que esté completamente despierto y pueda desenvolverse normalmente. Luego de un día de observación, el paciente es dado de alta al otro día de la cirugía.

Cuidados post cirugía de tiroides

Se puede realizar actividad normal a partir del alta y se recomienda reiniciar la actividad física 15 a 20 días después de la operación. Es necesario concurrir al especialista pasados 7 días para supervisar la evolución hasta obtener el informe patológico definitivo.

Existen dos técnicas para realizar la cirugía de tiroides:

  • Cirugía tradicional: para realizar esta cirugía es necesario realizar una incisión de cinco a seis centímetros en la base del cuello hasta alcanzar la glándula. Esto implica un proceso de recuperación más lento hasta que cede la inflamación que la cirugía produce. Es un procedimiento bien tolerado que requiere generalmente un día de internación.
  • Cirugía Mini Invasiva: esta alternativa encontró su desarrollo en los últimos años, y consiste en realizar una incisión de apenas un centímetro en la base del cuello, a través de la cual se genera un espacio de trabajo sobre la tiroides. Luego se coloca una cámara de alta resolución que permite visualizar el área de trabajo con gran detalle en un monitor, y a través de instrumental muy delicado se completa la operación con mínimo daño tisular.

Si bien ambas técnicas son válidas para resolver el problema, la técnica mini invasiva aporta enormes ventajas cuando está indicada.

Las paratiroides son glándulas muy pequeñas, del tamaño de un granito de arroz (4 o más), que se ubican por detrás de la glándula tiroides. A pesar de su pequeño tamaño, cumplen una función muy importante ya que regulan el nivel de calcio en la sangre, el cual participa en muchos procesos biológicos y es importante para el funcionamiento del aparato muscular y del sistema nervioso.

¿Cómo funciona el equilibrio del calcio en la sangre?

En la regulación del nivel de calcio participan distintos órganos tales como el intestino, que absorbe el calcio que ingerimos con los alimentos, el riñón, que produce la vitamina D, indispensable para que se pueda absorber el calcio en el intestino, el sistema óseo que representa la mayor reserva de calcio que tiene el organismo, y las glándulas paratiroides, que producen una hormona (PTH) que regula el nivel de calcio en la sangre.

Cirugía de Paratiroides

El tratamiento más común para esta enfermedad es la extracción de la glándula que está originando el problema, ya que permite solucionar el problema en forma definitiva.

La cirugia de paratiroides se caracteriza por su delicadeza y minuciosidad, ya que es necesario identificar a todas las paratiroides para determinar cuáles son las que están originando este problema y así poder extraerlas. Además esta zona es atravesada por nervios vitales como el nervio recurrente que da movilidad a las cuerdas vocales y se relaciona con la voz.

Tradicionalmente, era necesario realizar una incisión de siete u ocho cm. en la base del cuello para separar la glándula tiroidea y así acceder a las paratiroides que se ubican por detrás de esta.

En nuestra clínica contamos con la más avanzada tecnología para realizar la cirugía de paratiroides a través una técnica mini invasiva por videolaparoscopia. Utilizando esta técnica, nuestro endocrinólogo realiza una incisión de apenas un centímetro en la base del cuello, a través de la cual se genera un espacio de trabajo. Con la ayuda de una cámara de alta definición, observando en un monitor la imagen magnificada, se desarrolla la operación mediante instrumentos en miniatura. De esta manera, es posible completar la cirugía con gran detalle a través de una pequeña incisión, lo que otorga mucha seguridad al procedimiento a la hora de evaluar los resultados.

El día de la cirugía

Habitualmente se ingresa a la clínica el día de la cirugía para realizar la operación. Completada la misma, el paciente queda en el cuarto de la recuperación en observación hasta que esté completamente despierto y pueda desenvolverse normalmente. Luego de un día de observación, el paciente es dado de alta al otro día de la cirugía.

Cuidados post operación de paratiroides

Se puede realizar actividad normal a partir del alta y se recomienda reiniciar la actividad física 15 a 20 días después de la operación. Es necesario concurrir al especialista pasados 7 días para supervisar la evolución hasta obtener el informe patológico definitivo.

Las ventajas del método mini invasivo

Cirugía más segura: La magnificación de imágenes permite operar con mayor detalle, lo que otorga más seguridad al procedimiento.
Mejor recuperación: Se genera un mínimo daño tisular que repercute también en una rápida recuperación. Esto permite al paciente reintegrarse tempranamente a la actividad laboral sin molestias ni riesgos.
Resultado estético: Sólo queda una incisión de un centímetro en la base del cuello con un resultado cosmético excelente.
El equipo profesional interviniente: Estas técnicas pueden ser realizadas por profesionales con amplia experiencia en cirugia endocrina y en cirugía mini invasiva.

Las suprarrenales son glándulas pequeñas que se ubican por arriba de los riñones y tienen la función de producir hormonas muy importantes que participan en la respuesta del organismo al stress, tales como el cortisol, la aldosterona y la adrenalina. Además, producen algunas de las hormonas sexuales.

Operaciones de Suprarrenales

* Cirugía Tradicional: dado que la glándula suprarrenal se ubica en la región posterior, para efectuar esta cirugía es necesario realizar una incisión de más de 15 cm. en el abdomen o en la región posterior, que a veces incluye la resección de una costilla. Esto implica un proceso de recuperación más lento hasta que cede la inflamación que la cirugía produce, y un periodo de recuperación más largo.

* Cirugía Minimamente Invasiva: esta alternativa encontró su desarrollo en los últimos años, y consiste en realizar tres incisiones no mayores a 1 cm. a través de las cuales se coloca una cámara de alta resolución que permite visualizar el área de trabajo con gran detalle en un monitor. Luego mediante instrumental muy delicado se completa la operación con mínimo daño tisular.

Si bien ambas técnicas son válidas para resolver el problema, la técnica mini invasiva aporta enormes ventajas cuando está indicada.

Cuidados post cirugía

Se puede realizar actividad normal pasados unos días de la cirugía y se recomienda reiniciar la actividad física 15 a 20 días después de la operación. Es necesario concurrir al especialista pasados 7 días para supervisar la evolución hasta obtener el informe patológico definitivo.

En algunos casos, luego de la extracción de algunos tumores suprarrenales puede haber cambios en la presión arterial que requieren medicación.

Dependiendo del tipo de desorden hormonal tratado, en algunos casos puede ser necesaria la suplementación con corticoides por un periodo variable hasta que la glándula contralateral restablesca su función.

Las ventajas del método mini invasivo

Cirugía más segura: La suprarrenal se encuentra ubicada en una zona muy delicada en contacto con estructuras de gran importancia. La magnificación de imágenes permite operar con mayor detalle, lo que otorga más seguridad al procedimiento.
Mejor recuperación: Se genera un mínimo daño tisular que repercute también en una rápida recuperación. Esto permite al paciente reintegrarse tempranamente a la actividad laboral sin molestias ni riesgos.
Resultado estético: Sólo queda una incisión de un centímetro en la base del cuello con un resultado cosmético excelente.
El equipo profesional interviniente: Estas técnicas pueden ser realizadas por profesionales con amplia experiencia en cirugia endocrina y en cirugia mini invasiva.